Universidad Central de Venezuela
Reseña Histórica

Reseña Histórica

 

Primeros Pasos para el Instituto de Reproducción Animal(IRA)

En 1956, el decano Dr. Carlos A. Rodríguez Cabrera, atendiendo a las proposiciones y argumentos de la Cátedra de Obstetricia y Ginecología presentó ante el Consejo Académico un PROYECTO PARA EL ESTABLECIMIENTO DE UN SERVICIO DE INSEMINACIÓN ARTIFICIAL EN LA FACULTAD DE MEDICINA VETERINARIA DE LA UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA, en Maracay, Estado Aragua, en el cual hace una reseña de la situación de esta técnica en los Estados Unidos de Norteamérica, señalando que en Venezuela se habían obtenido resultados halagadores con un 72% de positividad en los Estados Aragua, Carabobo, Miranda, Distrito Federal y en el Dto. Perijá del Estado Zulia.

Con base en esos argumentos y ante la conveniencia de prestar servicios de inseminación artificial y control de enfermedades genitales a la ganadería de los Estados centrales del país, el Consejo Académico considera el proyecto, ya que “es propicio el momento para organizar o establecer un Centro en la Facultad de Medicina Veterinaria, donde además de rendir una importante función docente, proporcionará apreciable beneficio económico a la Facultad”.  Señala además la infraestructura, equipos, sementales y personal indispensables para lograr el objetivo deseado.

En 1960, el Decano Dr. César Arias Starck se dirige al ilustre Consejo Universitario presidido por el Dr. Francisco De Venanzi proponiendo concretamente y por decisión del Consejo de Facultad, la creación  del Instituto de Reproducción Animal (IRA), conforme a la estructura y finalidades contempladas en la Ley de Universidades e informa que el mismo estaría integrado por las Cátedras de Obstetricia, Ginecología e Inseminación Artificial; Genética General, Animal y Aplicada; Fisiología y dos proyectos específicos a desarrollar, uno, relacionado con un programa de inseminación a ejecutar en las explotaciones circunvecinas en convenio con el Banco Agrícola y Pecuario, aunado al estudio de técnicas conexas, entre otras la congelación de semen.  El otro proyecto enunciado estaba referido a los planes de mejoramiento del ganado tipo Carora, en lo concerniente a registros de reproducción y producción, selección y parámetros que tuviesen relación con las funciones del Instituto. El honorable Consejo Universitario, consciente de los diversos factores inherentes a la creación, en aquellos momentos, de un instituto como lo exige la Ley y el Consejo Nacional de Universidades, ante la solicitud del Consejo de la Facultad de Ciencias Veterinarias, decide “autorizar la creación de un Centro de Reproducción Animal (CRA)”, tal como lo expresa el documento histórico más importante, la célula primigenia y el paso más firme, hacia la creación del Instituto de Reproducción Animal e Inseminación Artificial que hoy conocemos.  Se trata del Oficio N° CU-3734, del 21 de septiembre de 1960.

En 1961, el Dr. Jesús María Bianco, entonces Vicerrector encargado del Rectorado, imparte instrucciones al Director de Administración de la UCV acerca del procedimiento a emplearse en la administración de los recursos acordados para “construir y dotar al Instituto de Inseminación Artificial, de acuerdo con el presupuesto presentado por el Decano de la mencionada Facultad”.  El día 17 de enero de 1963, se colocó la primera piedra para la construcción del Instituto de Reproducción Animal e Inseminación Artificial, con asistencia del Decano y del Director de la Facultad de Ciencias Veterinarias, miembros del Consejo de Facultad, profesores y alumnos.  Asistieron también representantes de las Autoridades Civiles, Militares y Eclesiásticas del  Estado Aragua, representantes del Ministerio de Obras Públicas y el Dr. David Itriago Sifontes Director de Ganadería del Ministerio de Agricultura y Cría, en representación del titular de ese Despacho.  En este sentido, la entrega de la obra se llevó a cabo el 17 de enero de 1964 y la puesta en servicio, del Instituto de Reproducción Animal, se realizó el 10 de agosto de 1964, fecha a partir de la cual se ha prestado servicio con mística, ética y responsabilidad a la comunidad ganadera de nuestro país.  Aunque la función directiva del Instituto venía siendo ejercida por el Dr. Abraham Hernández Prado, desde el día de la colocación de la primera piedra, el nombramiento oficial se produjo el 14 de marzo de 1967, según oficio del 27 del mismo mes, suscrito por el Vicerrector-Secretario de la UCV, Dr. Luis Plaza Izquierdo, función que ejerció el mencionado profesor hasta la fecha de su jubilación (1 de mayo de 1979). 

El 7 de julio de 1993, el Consejo Universitario de la ilustre Universidad Central de Venezuela, acordó designar el Instituto de Reproducción Animal e Inseminación Artificial de la Facultad de Ciencias Veterinarias con el nombre del Dr. Abraham Hernández Prado, en reconocimiento a su fecunda labor universitaria como Docente, Investigador y Fundador del Instituto”.  Actualmente, el nombre del Instituto se denomina Instituto de Reproducción Animal “Dr. Abrahman Hernández Prado”.

En la actualidad el IRA cuenta en sus instalaciones con 16 toriles para albergar sementales bovinos que son traídos por los productores de todas las regiones del país para ser sometidos a procesos de recolección, evaluación y procesamiento de semen, para luego ser vendido como semen congelado a precios solidarios.

 

Líneas de Investigación del Instituto de Reproducción Animal: Con el fin de orientar y concretar aún más los trabajos en el área de su competencia, desde la década de 1970, el Instituto trazó y precisó las líneas de investigación en las cuales habrían de encajar los proyectos relacionados con la reproducción.  En general, tales líneas han sido: Fisiología de la Reproducción, Patología de la Reproducción, Biotecnología de la Reproducción, Interrelación Nutrición – Reproducción e Interrelación Ambiente – Reproducción.

 

Creación de la Empresa Rental del Instituto de Reproducción Animal: en Marzo de 1993, se registra la empresa Reproducción Biotecnológica S.A. (REBIOTEC), bajo el patrocinio de la Fundación Universidad Central de Venezuela.  Dicha empresa funciona en las instalaciones del IRA. 

 

 

 

<< Anterior

CIUDAD UNIVERSITARIA DE CARACAS
"PATRIMONIO MUNDIAL" (UNESCO, 2000)

"La mejor garantía de conservación de los monumentos y de las obras de arte viene del afecto y respeto del pueblo, y ese respeto asienta sus bases en la educación y en el fomento de su conocimiento". (Carta de Atenas, 1931)